De seguro a lo largo de tu vida has escuchado sobre las tarjetas de crédito y no tienes idea de qué son o cómo funcionan. Pues eso se acaba ahora, en NanoPay te decimos todo lo que tienes que saber sobre las tarjetas de crédito. Para iniciar comencemos con lo básico. 

¿Cómo funcionan? Una entidad financiera te autoriza una determinada cantidad de dinero para realizar tus compras, ésta se conoce como línea de crédito y se otorga dependiendo de los requisitos que cada institución establece. Generalmente se solicita un historial crediticio para obtenerla. Sin embargo, en la actualidad hay varias opciones que te permiten acceder a una tarjeta sin tener un historial.

¿Qué son? Son un instrumento que te permite realizar pagos y compras. A partir de un acuerdo que se realiza con una institución bancaria que te ofrece una línea de crédito dependiendo de los ingresos y perfil del solicitante. 

Generalmente, una tarjeta de crédito incluye un crédito revolvente y un plástico. El primero es un crédito que puedes utilizar varias veces, y el segundo es un instrumento físico que te permite tener acceso a tu efectivo y realizar compras en establecimientos o pagar servicios.

En síntesis, una institución financiera te “presta” una cierta cantidad que posteriormente debes pagar, sumando comisiones o intereses que se consideren en un contrato previo. De esta forma, la entidad te notifica el valor de tu compra, la tasa de interés y cobros asociados.

Pero… ¿cuándo y cómo se paga?

Para volverte un experto en el manejo de tu tarjeta y utilizarla sacándole el mejor provecho  sin sufrir las consecuencias de los intereses y cargos moratorios, debes entender los tres conceptos básicos para el control de tus cuentas y tu tarjeta. 

  1. Fecha de corte: señala el día límite que considera la institución para contemplar todas las compras de un periodo determinado (generalmente 50 días)  que sirve para recopilar tu resumen de movimientos. 
  1. Fecha de pago: es una de las más importantes ya que en un futuro te evitará tener contratiempos con tu tarjeta, señala el día límite que tienes para realizar un pago mínimo para cubrir un monto de las compras que realizaste hasta tu fecha de corte. Para cubrir el pago existen dos montos que se te presentan, el pago mínimo y el pago para no generar intereses. 
  2. Pago mínimo: te permite estar al corriente de tu crédito, en caso de no realizarlo es posible que te bloqueen tu tarjeta. Por otro lado, si quieres incrementar tu línea de crédito y mejorar tu perfil en el Buró de Crédito es recomendable realizar el pago para no generar intereses, con el que evitas cargos de más.

¿Qué beneficios puedo tener con mi tarjeta NanoPay?

  • Inicias un historial crediticio (que te ayudará en un futuro)
  • Puedes hacer compras cuando no tienes efectivo.
  • En algunos casos puedes domiciliar el pago de tus servicios, lo que te ayuda si olvidas las fechas de pago y así, evitas recargos.
  • Cuentas con el respaldo VISA Gold
  • Atención personalizada
  • Puedes pagar a meses sin intereses en varios establecimientos

¡No esperes más y disfruta de todos los beneficios que puedes tener con una tarjeta de crédito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *